El entrenamiento con pesas en los mayores es mejor para perder peso

ARTÍCULO DEL MES DE DICIEMBRE 2017

 poRP   adfdjfdsoifjdsfPor: Universidad Wake Forest (Estados Unidos) 

   

La Universidad de Wake Forest (EEUU) realizó un estudio sobre el entrenamiento con pesas en mayores. Combinarlo con una dieta baja en calorías es mejor que el ejercicio cardiovascular para que reduzcan su peso sin perder masa muscular.
 

Los resultados del trabajo, publicado en la revista Obesity, evaluó durante 18 meses a 249 mayores de 60 años con sobrepeso u obesidad, en los que se analizaron los efectos de restringir las calorías de la dieta junto con la práctica de diferentes tipos de ejercicio.

 

Se observó que un entrenamiento con pesas sirvió a los participantes para perder una cantidad de grasa significativa, pero menos masa muscular, en comparación con un ejercicio más aeróbico como caminar.

 

En términos generales, a las personas mayores con obesidad se les recomienda bajar de peso, pero preservar su masa muscular. Sin embargo, Kristen Beavers, autora del estudio, reconoció que "sorprendentemente la realización de ejercicios cardiovasculares ayuda a perder más masa magra que sólo con una dieta. Esta pérdida de masa corporal libre de grasa podría tener consecuencias importantes dado el alto riesgo de discapacidad física a una edad más avanzada".

 

En concreto, la pérdida total de grasa fue mucho mayor cuando los participantes seguían una dieta y caminaban (7,5 kilos), que cuando hacían un entrenamiento con pesas (7,7 kilos), mientras que sólo con dieta se perdían 4,5 kilos después de año y medio.

 

En cambio, la pérdida de masa muscular fue mayor cuando se combinaban las caminatas con la dieta (1,8 kilos), en comparación con la dieta sola o sumándole el entrenamiento con pesas (0,9 kilos, en cada caso).

 

El porcentaje de pérdida de peso procedente de la masa muscular fue del 20% en el grupo que tenía que caminar, del 16% en el que sólo seguía una dieta y del 10% en el que, además, seguía un entrenamiento con pesas. La pérdida de grasa se asoció con una velocidad de la marcha más rápida, mientras que la pérdida de músculo con una reducción de la fuerza de la rodilla.

 

Estos resultados pueden ser aún más importantes para los adultos mayores que ganan y pierden peso con frecuencia, porque generalmente no recuperan los músculos, pero sí su masa grasa, lo que es una "razón más para que los adultos mayores prueben y conserven la masa muscular durante su pérdida de peso", indicó Kristen Beavers.