Educar es un proceso que busca dirigir, entrenar o  desarrollar conocimientos, habilidades o temperamentos en determinadas personas. El área de la educación que atañe a los médicos es la educación para la salud, definida como aquella rama de la educación que intenta transmitir conocimientos sobre la salud y las enfermedades desarrollando habilidades en el cuidado de la salud y cambios en las conductas hacia estilos de vida más saludables.   La marihuana es una hierba medicinal que proviene de las hojas de una planta que crece con gran facilidad, la Cannabis sativa, el ingrediente activo de la marihuana es el THC (tetrahidrocannabinol) sustancia muy difícil de sintetizar en un laboratorio. Rápidamente absorbible,  sustancia muy liposoluble (viaja con facilidad pegada a los lípidos en sangre) y tiene una vida media de cinco días aunque debido a su liposolubilidad puede permanecer en el cuerpo seis semanas o más.  

 

Efectos del uso de marihuana

Algunos efectos de la marihuana son; efectos anestésicos (disminuye la reacción sensorial al dolor), estímulo por desinhibición (ante la falta de frenos los pensamientos y las posibles acciones parecen mas reales de llevarse a cabo), libera la libido (por la sensación euforizante que provoca), produce depresión respiratoria y vasomotora (afecta el corazón) produce ataxia (incoordinación) sedación, disminuye la presión intraocular, y aumenta el apetito. Se le atribuyen acciones afrodisíacas para inventar y tratar de aplicar usos en las terapias contra los problemas sexuales causados por la inhibición o la falta de autoestima. La actividad de la marihuana es similar a la del alcohol o la de los barbitúricos por producir depresión del sistema Nervioso Central. 

La marihuana es dañina a todo el aparato respiratorio, el humo de la marihuana es más dañino que el humo de tabaco.  Los consumidores de marihuana tienen una proporción más alta de enfermedades respiratorias que los que no la usan. Cuales pueden ser los problemas respiratorios mas comunes asociados con el uso de marihuana;   * Sinusitis. Como resultado de la irritación que produce el humo en las fosas nasales.  * Bronquitis. La inflamación de los bronquios que son las estructuras que conducen el aire desde la tráquea a los pulmones. Los consumidores crónicos de marihuana tosen a menudo produciendo un esputo verde-amarillento con residuos de sangre. * Cáncer de Pulmón: El humo de marihuana contiene más sustancias químicas que producen cáncer que el humo de tabaco.  * En los hombres; disminución de la masculinidad, por que reduce los niveles circulantes de la hormona masculina testosterona que es esencial para el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, tono de la voz, distribución muscular, crecimiento de barba y vello. Impotencia e infertilidad. Se han descrito alteraciones en la estructura de los espermatozoides lo que incluso podría provocar efectos congénitos en los hijos de los usuarios. * En la mujer, el uso prolongado  provoca el uso alteraciones menstruales, disminución de los caracteres femeninos secundarios y reforzamiento de los masculinos, reducción de los senos, aumento del vello de la cara. Infertilidad, complicaciones en el embarazo, alteraciones en el peso del feto al nacer. 
 
Un aspecto importante que debemos recordar es que  fumar 3 a 5 cigarrillos de marihuana por semanal es equivalente a fumar 16 cigarrillos comunes de tabaco por día. Fumar no más un cigarrillo de marihuana tiene como efecto inmediato el aumento los latidos  del corazón (taquicardia) y elevar la presión arterial hasta un 50% del valor. O sea que padecer de angina de pecho (dolores precordiales), presión arterial alta (hipertensión) o diabetes corren mayores riesgos si fuman marihuana. 
 
Efectos a largo plazo como el THC altera la composición de las células, alterando su división afectando incluso la composición genética de nuevas células nerviosas reduciendo la  inmunidad de las mismas (las defensas) aumentando la posibilidad de infecciones.  El THC provoca además crecimiento de  las áreas entre de las células nerviosas, lo que tiene como resultado la alteración de la transmisión del impulso nervioso entre las células y provoca: dificultad en el habla (afasia), dificultad en entender ideas complejas, pérdida de memoria, dificultad en la concentración o en mantener el enfoque de un tema, hábitos irregulares en el dormir, insomnio, cambios de humor, falta de coordinación en el tiempo, disminución de la fuerza muscular.
 
Efectos del uso de marihuana en los atletas 
 
El usar marihuana y realizar entrenamientos de alta intensidad es un procedimiento no muy recomendado para el organismo. 
Como dijimos anteriormente, es una droga dosis dependiente, cuanto más se tome más se necesitara para lograr el mismo efecto. 
 
Recordemos que esta droga permanece en el organismo durante un largo periodo de tiempo y es muy fácilmente detectable en los controles de dopaje.
 
En el deportista altera la capacidad de reacción y la percepción en el tiempo y del espacio.  
 
Altera la memoria a corto plazo, convirtiendo al individuo que la consume en un ser más susceptible a la sugestión y alterando su juicio de forma muy significativa. A largo plazo aparece lo que los científicos han llamado en honor a quien lo identificara; el Síndrome de O´Brian; que es un estado en el que el  atleta se vuelve peligrosamente apático y perezoso para la práctica de los deportes; experimentando sensaciones de frustraciones más fáciles frente a situaciones de falla física, se crean pensamientos irreales y aumenta la introversión.  
 
Fumar marihuana provoca además alteraciones en el tejido pulmonar y provoca daños en el alvéolo por el humo tóxico inhalado, este alvéolo, es la unidad funcional respiratoria vital para los deportistas por el importante intercambio de gases que en esa zona se realiza, su afectación incide en el rendimiento físico, afectando la capacidad pulmonar disminuye la resistencia aeróbica del atleta. El alquitrán de los porros contiene un 50% más de agentes cancerígenos o carcinogénicos que el tabaco, o sea en otras palabras el inhalar más profundo y mantiene la respiración con el humo antes de exhalar, lo que hace que más alquitrán y monóxido de carbono lleguen a los pulmones. 
 
Quienes dependen de este uso la utilizan en el deporte por la euforia inmediata que produce a la que le sigue una fase de calma o de excitación automotriz y para mejorar las percepciones auditivas, visuales o táctiles. Por la sensación de relajación y de bienestar frente a las situaciones estresantes. Por el aumento de la agresividad. Por la estimulación  de la imaginación y la supresión de la inhibición.